All for Joomla All for Webmasters

Libro: Amarse con los ojos abiertos

Por Psic. Elizberg Ochoa
Terapeuta Familiar y de Pareja

amarse con los ojos abiertosLibro: Amarse con los ojos abiertos
Autores: Jorge Bucay y Silvia Salinas
Editorial: Océano

“El amor en la pareja”

Amarse con los Ojos Abiertos es un libro de ideas y reflexiones sobre el amor. Nos narran las experiencias de un hombre y una mujer que por un error informático en el envió de un correo electrónico, comienzan una relación y se convierte en una historia que nos hace reflexionar sobre el sentido de la pareja.

Lo que nos dice este libro es que para poder llegar amar a nuestra pareja necesitamos que la fase del enamoramiento ciego nos permita ver al objeto de nuestro amor tal cual es sin ser idealizado, conseguir querer a nuestra pareja con sus defectos y virtudes, amarlo sin estar ciego, amarlo sabiendo que no lo ves como un reflejo de tu ideal.

Más...

“Una pareja son dos personas que de mutuo acuerdo deciden recorrer juntos un camino o proyecto de vida común. Está claro que solo con este deseo no es suficiente para mantener un vínculo de pareja, necesitamos sostenerlo con más empeño. Si vemos en la historia antes las parejas se basaban en la unión, buscando la compañía en el principio, más tarde para el encuentro sexual; esto se transformo en la exigencia de la exclusividad sexual sobre tu pareja; el patrimonio se convirtió en parte fundamental de mantener la unión; después construir una familia y educar a nuestros hijos. Ya por ultimo dejamos lo más importante, para amar y ser amados y, conseguir ser felices.”

“Hoy en día la razón de que queramos vivir en pareja debería ir más allá de todo esto, está más que comprobado que aunque basemos en todas las ideas anteriores nuestro vínculo afectivo, sigue habiendo rupturas y desengaños cada día. Por eso tenemos que intentar que la vida en común con nuestro ser amado esté sustentada en la idea de querer crecer junto a él/ella, desarrollarnos y tener un proyecto de vida maravilloso e ilusionante.”

En las relaciones de pareja nos encontramos con dificultades, tendemos a culpar a nuestra pareja, vemos cual es el cambio que necesita hacer el otro para que la relación funcione, pero nos es difícil ver que es lo que hacemos para generar los problemas. Sufrir porque las cosas no son como yo me las había imaginado, no solo es inútil sino que a demás es infantil.

“Estar en pareja ayuda a nuestro crecimiento personal. A ser mejores personas, a conocernos más. La relación suma.”

La propuesta es resolver mi propia vida sin esperar que nadie lo haga por mí. Encontrar a otro para poder hacer un proyecto juntos, para pasarla bien, para crecer, para divertirnos, pero no para que me resuelva la vida.

“Si te muestro permanentemente tus errores, si vivo para mostrarte como deberías haber actuado, si me ocupo de señalarte la forma en que se hacen las cosas, quizá consiga quizá que te sientas mal o, peor, que te vayas de mi lado o, peor aún, que te quedes para aborrecerme.”

“Cada vez que el vinculo entra en conflicto, cada uno comienza a interpretar al otro, a decirle lo que tiene que hacer, a responsabilizarlo de lo indeseable, no sirve para nada y termina por arruinar todo.”

En lugar de utilizar mi energía en cambiar al otro, utilizarla para observar que hay de mí en eso que me molesta.

Abrir el sentido de la comunicación es un camino mucho más efectivo y sensato que tratar de demostrase lo egoísta o lo generoso que cada uno pueda ser.

“En las relaciones al pasar algunos meses, la realidad nos invade y allí todo termina o empieza la construcción de un camino juntos. Los sentimientos, a diferencia de las pasiones, son más duraderos y están anclados a la percepción de la realidad externa. La construcción del amor empieza cuando puedo ver al que tengo enfrente, cuando descubro al otro. Es allí cuando el amor remplaza al enamoramiento.”

Amar a alguien es el desafío de deshacer aquellas proyecciones para relacionarme verdaderamente con el otro. No es fácil, pero es una de las cosas más hermosas que ocurren o que ayudamos que ocurran.

“Una pareja es más que una decisión, es algo que ocurres cuando nos sentimos unidos a otro de una manera diferente. Podría decir que desde el placer de estar con otro tomamos la decisión de compartir gran parte de nuestra vida con esa persona y descubrir el gusto de estar juntos.”

“En el inicio hay un periodo de pasión, donde se mezcla mucho lo que yo imagino y deseo en una pareja y lo proyecto en esa persona. Entonces lo coloco en ese ser humano que tengo enfrente mi mujer y/o hombre ideal” y es aquí donde empiezan los problemas, porque con la convivencia diaria, nos daremos cuenta que no existía ese ser ideal inventado por mí, y que era no era un príncipe o princesa con la que yo creía haberme casado.

El enamoramiento es más una relación mía conmigo mismo, aunque elija a determinada persona para proyectar lo mío.

¿Por qué elijo esa persona? ¿Qué pasa cuando después de un tiempo, el otro se empieza a mostrar como es y eso no coincide con mi ideal? Allí comienzan los conflictos. El no es como yo había creído.

La disyuntiva que aquí se plantea es ver si puedo amar a este que veo y aceptarlo como es o si me quedo con mi idea de mi mujer/ hombre ideal y quedarme engañado por toda la vida que me llevará a muchas frustraciones, quizás molestias muy seguidas con mi pareja o peor aún infidelidades y divorcios.

Es importante que empecemos a mirar al otro como un ser humano que también tiene defectos y que puede ser diferente a nosotros, es necesario despojarnos de la idea que previamente tenemos del otro para favorecer un verdadero encuentro amoroso. Nuestro amor ideal no existe completamente, este fue fabricado por nosotros mismos.

Muchas parejas cuando tienen dificultades se la pasan señalando lo que el otro hizo o no hizo, pero nunca se preguntan que hicieron ellos para que la relación tenga dificultades. Es muy difícil que las personas hablen de lo que a ellos les está pasando, están necesitando o sintiendo, siempre hablan de lo que a su pareja, según ellos, le pasa, le sucede o siente.
Es en la resolución de este dilema que puede empezar el amor, cuando lo veo y me doy cuenta de que lo amo así como es e incluso puedo llegar a amar las cosas de él que no me gustan porque son de él y lo acepto como es.

“Conciencia es la gran palabra. Seamos conscientes de lo que nos está pasando, entreguémonos a ellos. Así se cuida y se construye el vínculo en la pareja”

Enamorarse es amar las coincidencias, y amar enamorarse de la diferencias.

“El amor es un producto cuerdo y costoso. Es más duradero y menos turbulento, pero hay que trabajar duro para sostenerlo.”

Dejo de culpar al otro por lo que hace y empiezo a ver que estoy poniendo yo en este particular conflicto.

A partir de allí hablar de mí, de lo que yo necesito, de lo que a mí me pasa con las actitudes que él tiene y que puedo yo aportar en esta relación y no solo esperar que me den, me quieran o me provean.

“La llave es estar siempre conectado con lo que me está pasando y no hablar del otro. En todo caso, si no me agrada lo que sucede ¿ qué otra cosa podría hacer yo para generar algo que me guste más?”

Puedo quedarme llorando y quejándome, puedo buscar otra pareja, o puedo ver como estar lo mejor posible con la que quiero y estoy.

Puedo usar el conflicto para encontrarle una salida creativa, para ver que puedo desarrollar de mi misma, con qué puntos ciegos me estoy enganchando.

“Esto es lo que me gusta de la vida, ir descubriendo sobre mi y sobre los otros; un desafío, no esperar que no haya conflictos, sino verlos como una oportunidad para desarrollarme”.

Los problemas de pareja comienzan cuando dejamos de estar presentes para nosotros mismos y para el otro, cuando volvemos a escondernos detrás de papeles fijos, de pantallas o mascaras, cuando comenzamos a sentir el dolor del alejamiento del otro, que muchas veces es una proyección de cómo nos alejamos nosotros.

“El amor pasa por poder pensar en lo que él otro necesita y en disfrutar si él otro está bien. Todo esto en forma independiente de si está o no al lado mío”.

“El amor que proponemos se construye entre seres enteros encontrándose, no entre dos mitades que necesitan para sentirse completos.

Cuando necesito del otro para subsistir, la relación se hace dependencia.

Y en dependencia no se puede elegir. Y sin elección no hay libertad.

Y sin libertad no hay amor verdadero.

Y sin amor verdadero podrá haber matrimonio, pero no habrá parejas.

La pareja es un camino nuevo, un desafío.

Con ella nada termina, al contrario, todo comienza. Salvo una cosa: la fantasía de una vida ideal sin problemas”