All for Joomla All for Webmasters

La importancia de contar con Terapeutas y Orientadores Familiares cada vez más preparados en México

Es un hecho que México ha cambiado, en los últimos diez años nos hemos enfrentado a diversas transformaciones en el ámbito social, económico y familiar.

La creciente violencia y la inseguridad con la que viven las familias hoy en día, ha generado en la mayoría de la población mexicana sentimientos de miedo, frustración, enojo y ansiedad ante la incertidumbre por la falta de respuesta y confianza en las autoridades a cargo. Esto se ha traducido en una mayor demanda en los servicios de atención psicológica y psiquiátrica.

 

Así mismo, los cambios sociales han impactado en las instituciones educativas con niños y adolescentes más inquietos, desafiantes de la autoridad, que se encuentran lidiando con una gran carga emocional; de este modo para muchos maestros el control de un salón de clases se ha convertido en un reto diario.

 

Estas situaciones no son más que el resultado de la presión tan fuerte a la que se encuentran sometidas las familias mexicanas hoy en día, donde educar a sus hijos, tratando de ganarle la batalla a la tecnología, las drogas, la violencia y la distorsión de valores, en muchos casos requiere no sólo de buena voluntad y amor, sino de recibir la orientación de especialistas que les den herramientas para transitar de la mejor manera posible por las diferentes etapas del ciclo de la familia.

 

A lo largo de tres décadas, en mi trabajo como Psicóloga Clínica y Terapeuta Familiar, he tenido la oportunidad de acompañar a tantas familias que, hoy en día, me doy cuenta que estamos viviendo momentos difíciles y que en la actualidad como psicólogos, terapeutas familiares, Orientadores, educadores, médicos, abogados, sociólogos y todas aquellas profesiones dedicadas a guiar y orientar familias, tenemos la responsabilidad de estar mejor preparados en el abordaje e intervención en temas fuertes ante los que se están enfrentando nuestros pacientes como la violencia, el secuestro, la desaparición de familiares, etc.

 

En diferentes programas de radio y televisión se menciona constantemente que México se ha convertido en un país con problemas serios de obesidady diabetes, incluso en los niños. Se han llevado a cabo algunas medidas preventivas que van, desdereducir incluso el tamaño de las frituras o pastelitos, hasta programas invitando a la población a cuidar su salud; sin embargo, no se le ha dado importancia a la atención psicológica en donde los trastornos de ansiedad están teniendo un papel fundamental. La población se está comiendo su miedo como un mecanismo para enfrentar la tensión emocional.

 

De este modo, es fundamental atender a las familias desde un enfoque sistémico, considerando todas estas variables y tomando en cuenta la manera en la que cada uno de los miembros contribuye al mantenimiento del síntoma.

 

En el Instituto de Entrenamiento en Pareja y Familia, conscientes de las necesidades de las familias mexicanas, estamos preparando desde hace varios años a profesionales en diferentes áreaspor medio de un Diplomadoen Orientación e IntervenciónFamiliar, en el que se abordan diferentes temas de manera profunda, para brindar a los profesionales instrumentos, herramientas y estrategias que faciliten su labor.

 

Es así como los participantes aprenden a analizar las disfunciones de la problemática familiar, las causas que las favorecen y sus necesidades de atención, con el fin de orientar e intervenir desde su ámbito disciplinar y plantear soluciones a ello.

Es nuestra prioridad formar alumnos comprometidos y con una excelente preparación, capacitados por docentes especializados en los temas que se imparten encada módulo. Nuestro respaldo, el reconocimiento por parte de la Universidad Nacional Autónoma de México y la Facultad de Estudios Superiores Iztacala quienes aprobaron en su totalidad nuestro programa, así como a los profesores a cargo.

 

Sabemos que, como sociedad, estamos atravesando retos importantes; muchas veces difíciles y dolorosos. Es tiempo de afrontarlos y solucionarlos, asumamos responsablemente la profesión que hemos elegido, cuyo objetivo primordial es servir a otros; por lo tanto, es necesario renovarnos constantemente para adquirir los conocimientos necesarios para fortalecer y guiar a las personas que acuden a buscar nuestros servicios.

 

Es en momentos de crisis cuando se generan las oportunidades para crecer y transformarnos. La vida es un proceso de cambio y en la adaptación al cambio está el éxito.

 

Diplomado en Orientación e Intervención Familiar

Inicio: 3 de octubre 2017

Reconocimiento: UNAM

Informes e Inscripciones:

5562 8289 y 5572 7451

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

www.iefam.com