Reflexiones Archive

El Impacto Psicológico ante el Triunfo de Trump

trumpComentario por la Mtra. Gabriela Garmendia

Psicóloga Clínica

Fundadora y Directora de Iefam

No cabe duda que el triunfo ayer de Donald Trump como Presidente de los Estados Unidos es una muestra más de cómo vivir implica enfrentarse a lo impredecible y que por lo tanto nuestra capacidad de adaptación ante lo inesperado se enfrenta a una constante prueba.

El reto es poder mantenerse sobrio ante la adversidad, en donde nuestra mente será siempre nuestro más duro enemigo; nos invadirá de pensamientos catastróficos sin sustento que nos llenarán de culpa, miedo y ansiedad.

Emociones que en muchas ocasiones nos llevan a tomar decisiones precipitadas y por tanto equivocadas.

En esta ocasión, como en muchos momentos de nuestra vida, debemos luchar contra voces externas que nos alimentan de temor e incertidumbre confundiendo aún más nuestro pensamiento.

Al perder la claridad se nos olvida, como en muchas otras ocasiones, que nos hemos enfrentado a situaciones similares o incluso más difíciles y hemos logrado superarlas cuando creíamos que no podríamos hacerlo.

En las últimas horas he escuchado y leído toda clase de profecías sobre un inminente desastre en nuestro país.

No me asombra, así solemos reaccionar; pero nosotros podemos decidir si nos dejamos llevar o ponemos con firmeza a nuestra mente en su lugar para que pueda estar atenta a lo verdaderamente importante. Leer más

Cuando el Alma se cansa

refelxiones-un-alma-se-cansaEscribe:

Mtra. Gabriela Garmendia Márquez

Psicóloga clínica,

Terapeuta familiar y de pareja

 

Así como el cuerpo se desgasta, así como los órganos envejecen, así se cansa el alma.

Un alma se cansa cuando de pronto ha perdido su camino, cuando la ruta trazada se ha diluido y seguir por el mismo sendero ha perdido sentido.

Un alma se cansa cuando ha tenido que despedirse tantas veces de los seres amados que le han acompañado que de pronto se siente viajando sola y el caminar se hace más pesado.

Un alma se cansa cuando pierde la esperanza y deja de esperar aquello que tanto anhelaba. Cuando de pronto se queda quieta y deja de vibrar nerviosa y entusiasmada por descubrir que le depara el mañana.

Un alma se cansa cuando deja de asombrarse por las maravillas que la rodean, porque su mirada se ha detenido en lo que falta, en lo perdido, en lo que busca y busca no encuentra.

Un alma se cansa, se arruga, camina lento y envejece cuando en medio de su viaje deja de mirar hacia arriba para conectarse con Dios y recuperar su fuerza, cuando se le olvida mirar de frente para encontrar la razón, el para qué de su existencia y cuando deja de mirar hacia abajo para darse cuenta de la gran influencia, de la huella que han dejado y dejarán sus pasos y cada una de sus decisiones.

Padre de tus Padres

Escribió Carlos Fuentes.

Compartido por la Terapeuta Familiar Aydeé Flores

“Hay una ruptura en la historia de la familia, donde las edades se acumulan y se superponen y el orden natural no tiene sentido: es cuando el hijo se convierte en el padre de su padre”. Es cuando el padre se hace mayor y comienza a trotar como si estuviera dentro de la niebla. Lento, lento, impreciso. Es cuando uno de los padres que te tomó con fuerza de la mano cuando eras pequeño ya no quiere estar solo. Es cuando el padre, una vez firme e insuperable, se debilita y toma aliento dos veces antes de levantarse de su lugar. Es cuando el padre, que en otro tiempo había mandado y ordenado, hoy solo suspira, solo gime, y busca dónde está la puerta y la ventana – todo corredor ahora está lejos. Es cuando uno de los padres antes dispuesto y trabajador fracasa en ponerse su propia ropa y no recuerda tomar sus medicamentos. Y nosotros, como hijos, no haremos otra cosa sino aceptar que somos responsables de esa vida. Aquella vida que nos engendró depende de nuestra vida para morir en paz.

Todo hijo es el padre de la muerte de su padre. Tal vez la vejez del padre y de la madre es curiosamente el último embarazo. Nuestra última enseñanza. Una oportunidad para devolver los cuidados y el amor que nos han dado por décadas. Y así como adaptamos nuestra casa para cuidar de nuestros bebés, bloqueando tomas de luz y poniendo corralitos, ahora vamos a cambiar la distribución de los muebles para nuestros padres. Leer más

Camina Despacio

Por: Gabriela Garmendia

Terapeuta Familiar y de Pareja.

 

Camina despacio cuando te sientas perdido, cuando el horizonte aún no se vea y los rayos del sol no aparezcan.

Camina despacio cuando tu cuerpo te lo pida y te falten fuerzas para seguir adelante con pasión y energía.

Camina despacio y ponte atento porque aparecerá ante tus ojos lo que no has podido mirar en tu loca carrera.

Camina despacio, suelta lo que pesa, suelta lo que estorba, lo que lastima, lo que tanto te inquieta.

No hay prisa, disfruta el camino, deja que tu alma respire, deja que recuerde qué busca y hacia dónde se dirige.

Ten paciencia porque aunque tus pasos sean lentos, cada uno construye, cada uno transforma y deja huella.

Por eso a veces más vale caminar despacio, respirar lento, hondo, profundo. Mirar y escuchar el silencio para descifrar los murmullos del universo!

 Page 1 of 3  1  2  3 »