Artículos Archive

Arte y Psicoanálisis

sylvanaARTE Y PSICOANÁLISIS

Escribe: Sylvana Olivera

Arte terapeuta y psicoanalista.

 

Juan David Nacio, en su libro “Arte y psicoanálisis”, desarrolla la idea de que un artista es aquel hombre que mira la realidad sin velo. Percibe todas las cosas en su inocente desnudez, tanto las formas, los colores y los sonidos como las vibraciones más sutiles de la vida afectiva. Él plantea que la creación, ante todo, significa emoción. La emoción de hacer surgir lo que todavía no existe. El arte es una proyección imperiosa de un sentimiento, de una idea o de una imagen, que una vez exteriorizado, se cristaliza en una forma perceptible y sugestiva.

 

Eva Marxen, en el libro: “Diálogos entre arte y terapia”; menciona que la arteterapia se ha desarrollado a partir de dos fuentes: la terapia psicoanalítica y la educación artística. Naumberg, una de las pioneras de la arte terapia, afirma que es una técnica que puede aplicarse con personas de cualquier edad, afectadas por síntomas físicos y emocionales. O también, como un tratamiento auxiliar y adicional a otros tratamientos psicológicos o psiquiátricos. Así mismo, se puede iniciar una arte terapia con el fin de saber más sobre uno mismo, con miras a un crecimiento personal o potenciar y desarrollar la creatividad. En el trabajo clínico ella observaba que algunos de sus pacientes les resultaba más fácil hablar de su mundo interior si dibujaban, pintaban o modelaban. A otros, les resultaba más cómodo entrar en el proceso de la libre asociación verbal, a raíz de una obra de arte propia. Y a otros, tanto el proceso como el resultado final de la creación artística, les servía para desbloquearse y emprender una exploración verbal de su vida psíquica.

 

Naumberg corrobora que el trabajo creativo ayuda al proceso terapéutico, porque las expresiones atraviesan con más facilidad la censura de aspectos que han permanecido en el plano inconsciente, y también, porque facilita que el paciente aprenda a “leer y a interpretar” sus propias obras y pueda entender sus mecanismos psíquicos. El arte terapeuta no interpreta el trabajo, sólo es un acompañante que lo anima a descubrirlos y a leerlos. Leer más

constelacionesEscribe: Rebeca Aldana Martínez

Las Constelaciones Familiares, trabajan desde el enfoque fenomenológico, el cual se hace patente al configurarse la situación que desea observar el consultante en una constelación familiar, mediante representantes.

Dichos representantes ocuparán el lugar de alguno o algunos de los miembros de una familia, éstos muestran sensaciones de los que representan (aunque no los hayan conocido previamente).   Así se expresan las fuerzas complejas que actúan en los sistemas humanos y el camino hacia unas soluciones que resultan inimaginables, a priori.

Este método de las constelaciones familiares ayuda a completar las causas pendientes, dejando a cada persona con su responsabilidad y su lugar de dignidad dentro del sistema familiar. Se rompen de esta forma las dependencias existentes que tienen los miembros actuales con lo no resuelto por los anteriores miembros del sistema familiar. Mediante una imagen de solución que guarda la integridad de cada uno de los miembros del sistema.

El método de trabajo consiste en que una persona sirviéndose de representantes configura su constelación familiar (Hellinger, B. 2001: 91-92). Con ello le da una expresión tangible en el espacio y en el tiempo. Posteriormente, y a partir de dicha expresión se da una imagen de solución en “Tercera Dimensión”, que le permite al consultante adquirir consciencia acerca de su sistema familiar, observando la circunstancia, comprendiendo consecuencias y desarrollando una nueva visión sobre la solución de los problemas planteados por el paciente. Leer más

Escribe Mtra. Gabriela Garmendia Márquez

Directora y fundadora de IEFAM

 

Es un hecho que México ha cambiado, en los últimos diez años nos hemos enfrentado a diversas transformaciones en el ámbito social, económico y familiar.

La creciente violencia y la inseguridad con la que viven las familias hoy en día, ha generado en la mayoría de la población mexicana sentimientos de miedo, frustración, enojo y ansiedad ante la incertidumbre por la falta de respuesta y confianza en las autoridades a cargo. Esto se ha traducido en una mayor demanda en los servicios de atención psicológica y psiquiátrica.

 

Así mismo, los cambios sociales han impactado en las instituciones educativas con niños y adolescentes más inquietos, desafiantes de la autoridad, que se encuentran lidiando con una gran carga emocional; de este modo para muchos maestros el control de un salón de clases se ha convertido en un reto diario.

 

Estas situaciones no son más que el resultado de la presión tan fuerte a la que se encuentran sometidas las familias mexicanas hoy en día, donde educar a sus hijos, tratando de ganarle la batalla a la tecnología, las drogas, la violencia y la distorsión de valores, en muchos casos requiere no sólo de buena voluntad y amor, sino de recibir la orientación de especialistas que les den herramientas para transitar de la mejor manera posible por las diferentes etapas del ciclo de la familia. Leer más

La teoría triangular del amor

triangulo verdeEscribe: Mtra. Gloria Romero Carbajal

Terapeuta individual, familiar y de pareja

El psicólogo estadounidense Robert Sternberg (1985) caracteriza el amor en una relación según tres componentes diferentes: intimidadpasión y compromiso:

  1. La intimidad, entendida como aquellos sentimientos dentro de una relación que promueven el acercamiento, el vínculo, la conexión y principalmente la autorrevelación. O dicho de otra forma el afecto hacia otra persona que surge de los sentimientos de cercanía, vínculo afectivo y relación, implica el deseo de dar, recibir y compartir.

 

La intimidad en general es el acercamiento y lealtad mutua en el plano emocional y físico. Por intimidad emocional nos referimos al conocimiento y aceptación mutua de aquellos aspectos emocionales que no suelen ser compartidos de manera pública. Tal vez sólo con algunas amistades, o en terapia. Implica un compromiso diario por conocer y compartir aquellas cosas que preocupan y ocupan a nuestra pareja. Es escucharle con atención, preguntar con interés acerca de su vida diaria y aceptar sus puntos de vista con respuestas que promuevan la apertura al diálogo.

La intimidad física por su parte es saber compartir con amor y placer el cuerpo con el otro, sobre la base de respeto, aceptación y gusto. Se refiere a la dinámica de intercambio coital – erótico en el que cada miembro expresa su afecto, ternura y deseo sexual con su pareja. Implica la aceptación y disfrute del otro tanto en su cuerpo como de sus sentimientos y situaciones que no suele compartir de manera abierta con otras personas.

 

2. La pasión, como estado de intenso deseo de unión con el otro, como expresión de deseos y necesidades, gran deseo coital o romántico acompañado de excitación psicológica.

La pasión se refiere a la sensación de gusto, deseo, “química” que se percibe por el otro. Se puede tener muchas amistades y disfrutar de su compañía; pero la pasión implica un movimiento de acercamiento, erotismo y deseo por el intercambio y gusto sexual con el otro. Es una fuerza de atracción que nos conduce a desear y disfrutar al otro por su cuerpo, su presencia y su expresión afectiva. No todas las personas despiertan esa misma pasión. En este sentido cabe la honestidad y no iniciar una relación de pareja cuando no existe pasión alguna.

Por su parte, la pasión se puede desarrollar cuando nos hacemos responsables del incremento de nuestra capacidad de sentir y disfrutar en todas sus expresiones nuestra vida, tanto por lo que comemos, olemos, vemos, escuchamos, tocamos.

Leer más

 Page 1 of 16  1  2  3  4  5 » ...  Last »