Escribe Mtra. Gabriela Garmendia Márquez

Directora y fundadora de IEFAM

 

Es un hecho que México ha cambiado, en los últimos diez años nos hemos enfrentado a diversas transformaciones en el ámbito social, económico y familiar.

La creciente violencia y la inseguridad con la que viven las familias hoy en día, ha generado en la mayoría de la población mexicana sentimientos de miedo, frustración, enojo y ansiedad ante la incertidumbre por la falta de respuesta y confianza en las autoridades a cargo. Esto se ha traducido en una mayor demanda en los servicios de atención psicológica y psiquiátrica.

 

Así mismo, los cambios sociales han impactado en las instituciones educativas con niños y adolescentes más inquietos, desafiantes de la autoridad, que se encuentran lidiando con una gran carga emocional; de este modo para muchos maestros el control de un salón de clases se ha convertido en un reto diario.

 

Estas situaciones no son más que el resultado de la presión tan fuerte a la que se encuentran sometidas las familias mexicanas hoy en día, donde educar a sus hijos, tratando de ganarle la batalla a la tecnología, las drogas, la violencia y la distorsión de valores, en muchos casos requiere no sólo de buena voluntad y amor, sino de recibir la orientación de especialistas que les den herramientas para transitar de la mejor manera posible por las diferentes etapas del ciclo de la familia. Leer más