Archivo del mes de septiembre, 2016

Joan Garriga en México

joan-garriga

 

PUEBLA (México)

Plática gratuita: 23 de septiembre a las 19 hs.
Taller de Constelaciones Familiares: 24 y 25 de septiembre
INFORMACIÓN E INSCRIPCIONES:
CAE Puebla y Gestalt Viva CN
Tel: 22.21.25.25.93 y 22.23.76.55.77
E-mail: caepuebla@gmail.com

Coaching Nutricional

coaching-nutricionalCoaching Nutricional

Reseña por Psic. Ma. Elena Colín

Psicóloga Clínica

Especialista en Desarrollo Humano

Terapeuta Familiar y de Pareja

 

Autores: Fleta Yolanda y Giménez Jaime.

Debolsillo Clave,  España 2015 ( 1ª,Impresión en México 2016)

¨Es para las personas que intuyen que la única manera de conseguir mejorar su alimentación es asumiendo la responsabilidad del cambio. No es para aquellas que buscan fórmulas mágicas, sino para quienes quieren descubrir la magia que supone confiar en uno mismo”. (Pag. 15)

Por principio, los autores definen claramente qué es el COACHING NUTRICIONAL, su metodología y objetivos.

Este método involucra al consultante en la planeación y elaboración de objetivos de acuerdo a la persona, explicando detalladamente el procedimiento, las técnicas y como usar las hojas de registro.

Los aportes que el coaching nutricional brinda a sus consultantes son básicamente:  Intervención centrada en el consultante.

  • Se orienta hacia soluciones
  • Objetivo y realista
  • Trato de adulto a adulto
  • Empoderamiento del consultante
  • Fortalecimiento de la autoestima
  • Aborda las resistencias y fomenta nuevos hábitos
  • Dominio del exceso y la ansiedad
  • Apoyo emocional durante todo el proceso

Es un libro muy completo, claro y objetivo que permite a los lectores tomar la decisión para hacer un cambio eficaz y duradero en materia de nutrición y hábitos más saludables.

 

“EL HOMBRE ES EL ÚNICO ANIMAL QUE COME SIN HAMBRE, BEBE SIN TENER SED Y HABLA SIN TNER NADA QUE DECIR” (Mare Twain).

Cuando el Alma se cansa

refelxiones-un-alma-se-cansaEscribe:

Mtra. Gabriela Garmendia Márquez

Psicóloga clínica,

Terapeuta familiar y de pareja

 

Así como el cuerpo se desgasta, así como los órganos envejecen, así se cansa el alma.

Un alma se cansa cuando de pronto ha perdido su camino, cuando la ruta trazada se ha diluido y seguir por el mismo sendero ha perdido sentido.

Un alma se cansa cuando ha tenido que despedirse tantas veces de los seres amados que le han acompañado que de pronto se siente viajando sola y el caminar se hace más pesado.

Un alma se cansa cuando pierde la esperanza y deja de esperar aquello que tanto anhelaba. Cuando de pronto se queda quieta y deja de vibrar nerviosa y entusiasmada por descubrir que le depara el mañana.

Un alma se cansa cuando deja de asombrarse por las maravillas que la rodean, porque su mirada se ha detenido en lo que falta, en lo perdido, en lo que busca y busca no encuentra.

Un alma se cansa, se arruga, camina lento y envejece cuando en medio de su viaje deja de mirar hacia arriba para conectarse con Dios y recuperar su fuerza, cuando se le olvida mirar de frente para encontrar la razón, el para qué de su existencia y cuando deja de mirar hacia abajo para darse cuenta de la gran influencia, de la huella que han dejado y dejarán sus pasos y cada una de sus decisiones.