Archivo del mes de septiembre, 2014

Comunicación Afectiva y Efectiva en el Hogar

Por: Beatriz Tomasini Chiñas
Licenciada en Pedagogía
Psicoterapeuta Gestalt con especialidad en niños
Maestra en Educación para la Paz.

Como seres humanos que somos, indudablemente nos comunicamos todo el tiempo pero no tenemos el mismo nivel de comunicación con todas las personas con las que convivimos cotidianamente, ni la misma intención y necesidad de comunicarnos con ellas.

Desafortunadamente, al ser algo que llevamos a cabo todos los días, no prestamos atención a la importancia que tiene para estrechar vínculos con las personas más significativas en nuestras vidas. Muchas veces nos comunicamos mecánicamente  perdiendo una gran oportunidad de conectarnos con la otra persona. Ésta es la gran paradoja de nuestros tiempos, vivir en la conectividad, desconectados del otro, y peor aún, cuando ese otro es nuestro hijo o hija.

La comunicación con nuestros hijos e hijas, por lo tanto, debe ser un tema fundamental sobre el que todo padre de familia  debería reflexionar profundamente. Lo que transmitimos y el cómo lo transmitimos influye de una manera decisiva en la formación integral de nuestros niños y niñas, nuestra comunicación con ellos puede potenciar su desarrollo personal o bien obstaculizarlo significativamente.

Preguntas como ¿qué tan eficaz es la comunicación con mis hijos?, ¿mantengo un vínculo afectivo con ellos?, ¿mis hijos comprenden lo que les quiero transmitir?, ¿qué tanto escucho a mis hijos?, podrían darnos la clave de aquéllos aspectos en los que debemos poner más atención para que nuestra comunicación sea afectiva y efectiva a la vez.

Mejorar la comunicación  con nuestros hijos requiere más que buenas intenciones, necesitamos darnos cuenta de las barreras que hemos impuesto a lo largo del tiempo consciente o inconscientemente y que han obstaculizado nuestro proceso de comunicación. También necesitamos conocer estrategias efectivas para fortalecer nuestros vínculos afectivos y sobre todo, tener claro nuestras fortalezas y limitaciones.

Recordemos que nuestra forma de ser y estar con nuestros hijos es ya una forma de comunicarnos y transmitirles información.  Alguna vez nos hemos preguntado, ¿qué le transmito a mi hijo o hija con mi silencio o indiferencia? ¿qué observan mis hijos de mí cuando me miran?, ¿qué información expresan mis gestos, miradas y tonos de voz?

Seguramente muchos padres estaremos de acuerdo en que es una enorme responsabilidad la que llevamos a cuestas y  por lo tanto, es muy probable que  cometamos  errores en el camino. Podemos justificarnos diciendo que no nacemos sabiendo ser padres, que a nosotros nos educaron así y así educamos a nuestros hijos  o que nunca los educaremos como lo hicieron con nosotros, o bien, asumir esas responsabilidades con preparación, consciencia y flexibilidad, haciendo que ese camino sea más fácil de transitar.

Para compartir éstas y otras reflexiones, los invito a que asistan al curso Comunicación afectiva y efectiva en el hogar” que inicia el 22 de octubre  de 19:00 a 21:00 hrs.

Será un espacio para conocer estrategias que permitan que al interior de los hogares, exista una comunicación afectiva y efectiva con nuestros hijos.

Mayores informes al 55 62 82 89  y 55 72 74 51.

El Ser y Hacer del Docente Humanista

Por: Beatriz Tomasini Chiñas
Licenciada en Pedagogía
Psicoterapeuta Gestalt con especialidad en niños.
Maestra en Educación para la Paz.

Los tiempos actuales, querámoslo o no, exigen cada vez más un mayor compromiso y profesionalización del docente pero no sólo en el ámbito académico. Ya casi todos sabemos que el aspecto socio-emocional juega un papel importantísimo en la educación y formación de niños y jóvenes, por ello, es imprescindible que el docente de hoy tenga una sólida formación en el área humanista, lo cual no sólo le beneficia en su persona, sino que le permitirá promover espacios de convivencia pacífica en sus aulas, favoreciendo así el aprendizaje significativo  de sus estudiantes.

Esto debe hacerse con plena consciencia pero además con constancia y consistencia. Saber qué tipo de actitudes y habilidades desarrollar y tener un plan para mantener el salón de clases bien organizado y estructurado son aspectos fundamentales para lograr la eficacia y el éxito durante todo el ciclo escolar.

Un docente de hoy, además de estar preparado académicamente, debe ganarse la autoridad moral de sus estudiantes generando vínculos afectivos basados en el respeto y la mutua confianza. Reflexionar sobre el tipo de liderazgo que ejerce, sobre su capacidad para “hacer grupo”, sobre las formas en que estable normas y  disciplina en general, es reflexionar sobre el ser y hacer del docente humanista.

El enfoque humanista sin duda alguna, responde a las necesidades actuales  y retos que plantea la educación. Actualmente, los avances tecnológicos implementados en las escuelas, obligan a buscar un equilibrio para que no se caiga en la deshumanización dentro de las aulas.

No cabe duda, que la principal herramienta de trabajo del docente es su propia persona, de ahí  la gran importancia de procurarla, fortalecerla y actualizarla continuamente.

Por ello, los invitamos al curso: Ser  y hacer del docente humanista”.

Cómo Mejorar la Autoestima

Por: Ana Isabel Altamirano Gutiérrez.
Terapeuta familiar y de pareja.
Lic. En Derecho
Orientadora familiar y de pareja.

La autoestima depende de en qué medida nos sentimos valorados, queridos y aceptados por otros, y en qué medida nos valoramos, queremos y aceptamos a nosotros mismos.

Cómo nos ven o nos tratan los demás y como nos vemos a nosotros mismos, puede tener un gran impacto sobre nuestra autoestima.

Tener buena autoestima te permite aceptarte a ti mismo y vivir la vida de forma plena.

Mejorar tu autoestima depende de ti, el paso principal es querer cambiar tu actitud, buscar una madurez logrando controlar tus emociones, no permitir que las agresiones de los demás te afecten y, lo más importante, no perder ese espíritu de niños.

Leer más

Libro: Las Cinco Heridas que Impiden Ser uno Mismo

De: Lise Borbeau
Ed. Diana 8ª. Edición.
Por Psicoterapeuta Yolanda González

Este es un libro muy valioso, que recopila magistralmente las experiencias dolorosas que se vivieron en la infancia y la autora hace énfasis en que: pocas son las personas que han tenido una infancia exenta de sin sabores y limitaciones, ya que todas las personas durante la infancia, en mayor o menor grado, de una u otra forma, hemos tenido experiencias agradables  y desagradables, necesidades insatisfechas o asuntos inconclusos que si no los enfrentamos y resolvemos, nos acompañarán a lo largo de toda la vida, la mayoría de las veces afectando nuestra autoestima  y por tanto las relaciones con los demás.

A estas experiencias dolorosas se les han llamado heridas y la mayoría de las veces son resultado de experiencias vividas con los padres o con los adultos significativos que fungieron como tales, pero si nos comprometemos a abandonar la victimización, veremos que en realidad son grandes lecciones que nos ha dado la vida, para descubrir nuestro potencial y enseñarnos a ser más fuertes.

Leer más

 Page 1 of 2  1  2 »