Archivo del mes de agosto, 2014

Comunidad Estudiantil de alumnos y exalumnos
Centro de Estudios Superiores Monte Fénix

Presente

Con el gusto de saludarlos les informamos que en el marco del 20° aniversario del Centro de Estudios Superiores Monte Fénix, tenemos el honor de invitar a la comunidad educativa internacional, autoridades, investigadores, científicos, docentes, profesionales y público interesado al Congreso Internacional: “Retos y perspectivas en la prevención y el tratamiento de adicciones”Que se llevará a cabo los días 13 y 14 de noviembre del presente año, en la Ciudad de México.

Se dictarán conferencias magistrales impartidas por investigadores internacionales, expertos en el tema.

                 Conferencista Magistral

       Tema de la Conferencia

  • Dr. Marc Alan Shuckit

Investigador y Catedrático distinguido de la Universidad de San Diego California, de los Estados Unidos.

 

Predisposición genética de la adicción: Un estudio de 40 años de seguimiento

  • Dr. Elisardo Becoña Iglesias

Investigador del Depto. De Psicología Clínica y Psicobiología de la Universidad de Santiago de Compostela, de España.

 

Aciertos y desaciertos en la prevención del consumo de drogas

  • Dra. Maria Elena Medina- Mora Icaza.

Directora del Instituto Nacional de Psiquiatría de México.

 

Prevención y Tratamiento de adicciones:   ¿Qué nos dice la evidencia científica?

También se presentarán:

  • Simposios con especialistas en el tema
  • Presentación de trabajos y pósters

Por lo anterior se solicita de la manera más atenta haga extensiva la invitación al personal de la institución a la cual Usted dignamente representa para asistir  a este acto académico de gran relevancia para nuestro país, pues estamos convencidos de que debemos cruzar fronteras y trabajar conjuntamente en las acciones necesarias para atender este grave problema de salud pública: La adicción al alcohol y a otras drogas.

Informes e inscripciones
congreso@cesmf.edu.mx
http://www.cesmf.edu.mx/congreso/

Comunicando Amor a Tu Pareja

Por: Mtra. Judith de la Serna Nasser

En el 2011, el INEGI reportó una cantidad de 91, 285 divorcios en toda la República Mexicana, cifra que, como se puede observar en la gráfica, ha ido aumentando considerablemente. 

 

 

Si bien las causas de divorcio pueden ser muchas y muy distintas, una de ellas puede ser que, simplemente,  no logramos entendernos en el amor.

Gary Chapman, un terapeuta experto en pareja y familia, en su libro The Five Love Languages (Los cinco lenguajes del amor), propone que la vida en pareja muchas veces fracasa cuando las personas no aprenden a “hablar” el lenguaje de amor de la otra persona. Seguramente has escuchado la frase “Para qué quiero que me quieras si no me quieres como quiero.” Ésta es básicamente la idea de Chapman, un miembro de la pareja habla chino y el otro francés.

Cuando iniciamos una relación estamos enamorados. El enamoramiento, luego de  aproximadamente dos años, y si todo sale bien, da paso al “amor”. El amor, de acuerdo a Chapman (2009), surge del razonamiento y la elección, no es instintivo como el enamoramiento. En el amor influyen factores como nuestra familia (p.e. la forma en que nuestros padres comunican amor entre ellos y hacia nosotros), nuestra percepción del amor, y nuestras necesidades emocionales. Es aquí cuando elegimos o no aprender a hablar el lenguaje de amor de nuestra pareja. Si no aprendemos cuál es nuestro lenguaje primario en el amor, cuál es el de nuestra pareja, y cómo demostrarnos estos mutuamente de forma efectiva, nuestra comunicación se verá limitada, nuestra pareja no se sentirá amada, y es muy probable que empiecen los problemas y terminemos por separarnos.

Los 5 lenguajes del amor (basado en Chapman, 2009)

1) Palabras: Este tipo de amor se caracteriza por el gusto o necesidad que tiene la persona de escuchar palabras de aliento, palabras de amor, y cumplidos que lo motiven. Las personas que gustan de este tipo de amor, aprecian cuando estas palabras son expresadas a solas y por escrito, pero también frente a familiares y amigos. Para las personas con este lenguaje del amor, las palabras son el medio más efectivo para hacerlos sentir aceptados y amados.

2) Tiempo de calidad: Este lenguaje del amor consiste en dar completa atención a tu pareja al hacer algo que sea de su agrado. Esto puede incluir, por ejemplo, mantener  conversaciones de calidad o planear actividades juntos. El comunicar este tipo de amor implica hacer énfasis, no en lo que se hace, sino en el por qué se hace. Es decir, como pareja están haciendo algo juntos con voluntad y actitud positiva, aunque a ti no te guste tanto. Lo más valioso de este lenguaje del amor es que brinda, tanto a tu pareja como a ti, memorias a las cuales podrán recurrir en años futuros.

3) Recibir regalos: El dar y recibir regalos es un factor común en muchísimas culturas desde hace mucho tiempo, sobre todo asociado a la nupcialidad. Por tanto, no es sorprendente que para muchas personas el amor se exprese y sienta dando regalos. A fin de cuentas, los regalos son algo tangible que simboliza el pensar en esa persona. Generalmente, si este es el lenguaje primario de tu pareja, no le importará el valor monetario del regalo, sino el hecho de que hayas pensado en ella. Chapman también sugiere que un regalo sumamente importante es, sencillamente, la presencia física en tiempos de crisis. El “estar” con tu pareja cuando ésta te necesita es uno de los mejores regalos que puedes darle.

4) Actos de servicio: Este lenguaje del amor se basa en hacer cosas que sabes que a tu pareja le gustaría que hicieras. Simple y sencillamente las acciones dicen más que mil palabras. Realizar estas actividades requerirá  de planeación, tiempo, esfuerzo, y energía de tu parte; además, muy probablemente no sean de tu agrado. Sin embargo, tienes que entender aquello que para tu pareja es importante, aun cuando esto sea cortar el pasto.  Chapman indica que para expresar efectivamente este tipo de amor es muy probable que la pareja tenga que re-examinar sus estereotipos sobre los roles de género y estar dispuestos a cambiarlos.

5) Contacto físico: Este lenguaje del amor se comunica buscando oportunidades para tocar a tu pareja. Debes estar muy consciente de aquello que hace sentir cómod@, o no, a tu pareja. Este lenguaje del amor no está necesariamente vinculado al contacto sexual.  El simple hecho de tocar el hombro de tu pareja, o darle un beso en el cachete, puede comunicarle mucho más amor del que te imaginas.

¿Cómo saber cuál es mi lenguaje del amor? (basado en Chapman, 2009)

Chapman clasifica los lenguajes del amor en las 5 categorías previamente mencionadas. Todos, en cierto grado, nos sentimos amados de esas 5 formas. Sin embargo, tenemos un lenguaje primario del amor. Los siguientes puntos pueden ayudarte a descubrir tu lenguaje primario en el amor:

1. Probablemente sea lo que tu pareja hace (o deja de hacer) y que te lastima. Por ejemplo si tu pareja te dice “no me gusta cómo se te ve esa blusa” y eso te lastima profundamente, puede que tu lenguaje primario sean las palabras.

2. Aquello que más solicitas a tu pareja es muy probablemente la forma en que te gustaría recibir amor.

3. La forma en que tú generalmente expresas amor hacia tu pareja es muy probablemente tu lenguaje primario.

4. Completa la siguiente frase: “me siento más amad@ cuando mi pareja ______________”.

¿Cómo expresar amor a mi pareja en su lenguaje primario?  (basado en Chapman, 2009)

De acuerdo a Chapman, las críticas de nuestra pareja sobre nuestro comportamiento muchas veces nos dan pistas sobre su lenguaje primario en el amor. Aunque las críticas son una forma inefectiva de pedir amor, también funcionan como herramientas que nos señalan las necesidades emocionales de nuestra pareja.

1) Palabras: Haz una lista de las fortalezas que ves en tu pareja y una vez a la semana hazle saber una de estas. Si las palabras no son tu fuerte, comienza una lista de palabras o frases románticas y alentadoras que escuches en películas, en otras parejas, o incluso aquellas que tu pareja te comunica. Esto te ayudará a sentirte más cómod@ usando palabras con tu pareja.

2) Tiempo de calidad: Pide a tu pareja que te diga 5 actividades que le gustaría disfrutar contigo. Haz planes y organiza todo para hacer una de estas actividades cada mes. Puede ser más emocionante si cada quien escribe actividades en papelitos y las ponen en un frasco. De esta forma pueden tomar un papelito al azar y turnarse la organización.

3) Dar regalos: Dejar regalitos o detallitos sorpresa de vez en cuando para que tu pareja los encuentre puede hacerl@ sentir muy amada@. Si consideras que te es difícil pensar qué cosas regalar, toma nota cada vez que tu pareja exprese que algo le gustó. Si además eres una persona algo tacaña, será importante que antes que nada cambies tu percepción sobre el dinero. En este caso no es un gasto, es una inversión amorosa que ayudará a tu relación de pareja.

4) Actos de servicio: Date la oportunidad de re-definir y cambiar aquellos roles que has aprendido desde casa; tú y tu pareja son una nueva familia. Solicita a tu pareja que haga una lista de peticiones, es decir, de cosas que le gustaría que hicieras. Pídele que sea muy específica (por ejemplo, “me gustaría que al menos dos días a la semana me recogieras en el trabajo”).  Cambiar tu percepción sobre las quejas de tu pareja (“es que nunca me ayudas en la casa”) y verlas como invitaciones, te ayudará a expresarle amor de una forma más efectiva.

5) Contacto físico: Algo que puede comunicarle mucho amor a tu pareja es tocarla frente a otras personas, ya que esto envía un mensaje de “aún con toda esta gente a nuestro alrededor, noto tu presencia”. Recuerda que el contacto físico no es, necesariamente, sexual.

Recuerda:

  • En el amor se hacen peticiones y no demandas. No exijas a tu pareja, más bien oriéntala en cuanto a lo que necesitas.
  • La otra persona elige o no, aprender a amarte en la forma que tú necesitas. Tú no tienes control sobre las acciones de tu pareja, pero sí sobre tu decisión de permanecer junto a ella o no, si no te sientes amad@.
  • Si el lenguaje primario de tu pareja no es algo que salga “naturalmente” de ti, no te preocupes, inténtalo. El hecho de que no sea natural para ti hace que se vuelva una mayor expresión de amor para tu pareja.
  • Aun cuando este artículo puede ayudarte a mejorar tu relación de pareja, es común que las relaciones de pareja pasen por distintas etapas y transiciones. Algunas de éstas pueden resultar difíciles para las parejas y llegar a complicarse sin ayuda profesional.

 

Libro: Los Claroscuros del Amor

Los Claroscuros del Amor

De Mario Guerra
Por Vanessa Maillefert Rovira

Una buena relación de pareja es aquella en la cual hay amor y sentimientos profundos recíprocos y por otra parte, una madurez que se va adquiriendo con el tiempo, que permite crear nuevos acuerdos y hacer ciertas modificaciones que necesiten los miembros de la pareja.

La pareja al paso de los años puede lograr niveles de madurez que se basan en:

  • Comunicación sana y positiva en la pareja
  • Sinceridad y honestidad
  • Generar espacios propios y compartidos
  • Ser compañeros
  • Proyectos de futuro

Estos son aspectos básicos para una buena relación de pareja pero siempre van a haber aspectos que conciernen a cada persona y a cada pareja que las hace únicas.

Lo más importante es sentirse bien con quien uno comparte su vida, poder confiar en el otro, contar con su apoyo y que éste sea un sentimiento recíproco.

Para profundizar más en el tema, les recomiendo este libro, he aquí una breve sinopsis del mismo.

Este libro te ayudará a saber:

¿Qué hay en el interior de tu relación? ¿Es la persona correcta con la que quieres estar?

Las claves para superar los matices de tu relación con tolerancia, comprensión y cariño. El amor, el romance, la intimidad y el compromiso son básicos que debes de evaluar en tu relación y en este libro encontrarás las herramientas para poder hacerlo. Para toda relación de pareja, Los claroscuros del amor es un excelente punto de partida para empezar a detectar aquello que hay que arreglar y aprender a convivir con aquello que no pueda ser cambiado. Se trata de observar ciertos patrones de conducta y hacer los ajustes necesarios para que ambos den lo mejor de cada uno y la relación perdure de manera sana y equitativa. En este libro, Mario Guerra hace un recorrido por algunos de los elementos más importantes en una relación de pareja, tales como el amor, el compromiso, la intimidad, el romance y el perdón. Cada uno es elemento fundamental y parte de una relación conjunta, una relación de ambos; de ahí la importancia del buen estado de todo lo que se deposita en ella.

 

Por: Beatriz Tomasini Chiñas
Licenciada en Pedagogía
Psicoterapeuta Gestalt con especialidad en niños
Maestra en Educación para la Paz.

Seguramente estaremos todos de acuerdo en que la mayoría de los padres de familia deseamos y anhelamos la felicidad de nuestros hijos. También es una realidad que esa felicidad, cobra diferentes significados para cada uno de nosotros. Habrá quienes la equiparen al éxito académico, otros al éxito profesional, algunos más  pensarán que la felicidad de sus hijos e hijas tiene que ver con poder hacer en la vida lo que más les guste. Sin duda alguna, todas estas y otras ideas de felicidad y bienestar son muy válidas y respetables.

Madres y padres de familia, hacemos todo lo que está en nuestras manos para proporcionarles  a nuestros hijos, todo lo que necesitan para alcanzar su felicidad. Sin embargo, muchas veces el cuidado emocional queda en segundo plano. A veces sobreprotegemos, otras descuidamos. El resultado de esto, se observa directamente en el comportamiento del niño o niña pero estamos tan atareados que no nos detenemos a ver lo que es evidente, las más de las veces, aunque lo veamos, lo negamos.

Como adultos, reaccionamos con enojo o culpa ante estos comportamientos agravando aún más la situación, nos encerramos en un círculo vicioso de reprimendas y compensaciones del cuál es difícil salir. La mayoría de las veces no nos damos cuenta que eso que hacen nuestros hijos tiene una razón de ser, es su manera de decir que algo no está bien, de querer llamar la atención, de ocupar su lugar en la familia, de ser reconocido, de manifestar su sentimiento de soledad o tal vez su dificultad para hacer amigos.

De hecho, la escuela aporta otra gama enorme de asuntos que el niño tiene que aprender a resolver, muchos de ellos se adaptan fácilmente a los cambios, cuentan con las herramientas necesarias para desenvolverse satisfactoriamente, pero muchos otros, sufren en silencio. Como adultos, frecuentemente estamos pensando en el futuro de nuestros hijos, en lo que tienen qué hacer y qué lograr, de igual manera pasamos la mayor parte del tiempo controlándolos en vez de conviviendo con ellos, a veces en la escuela pasa igual. Debemos reconocer que ellos son niños y niñas hoy, es importante vivir con ellos en el presente, en el aquí y el ahora.

Cuando encontramos dificultades en establecer éste vínculo, cuando observamos que nuestros hijos o hijas manifiestan comportamientos inadecuados, cuando son en exceso retraídos, cuando manifiestan temores e inseguridades, debemos reconocer que nuestro amor hacia ellos no es suficiente para apoyarlos con todos estos asuntos.

La terapia de juego, es una excelente oportunidad para que niños y niñas puedan encontrar un ambiente seguro que les permita expresarse y liberarse paulatinamente de los problemas que los aquejan. Es una terapia centrada en el niño que se basa en el juego como medio natural de autoexpresión que utilizan niños y niñas.  Reconoce que todo individuo tiene una fuerza interna que lo lleva a la autorrealización por lo que, el niño o niña, al sentirse digno, seguro de sí mismo, escuchado y aceptado, puede comenzar a tomar conciencia de sus actos y asumir la responsabilidad de los mismos.

Virginia Axline, en su libro Terapia de juego, señala que en la terapia de juego, el niño tiene la posibilidad de actuar y representar sus sentimientos acumulados de tensión, frustración, inseguridad, agresión, temor, haciendo que emerjan a la superficie expresándolos abiertamente, permitiendo así que el niño o niña, puedan enfrentarse a ellos, aprendiendo a controlarlos o a rechazarlos.  Estos avances paulatinos, lo llevan sin duda alguna a un crecimiento personal favoreciendo el desarrollo de su autoestima y autoconcepto.

El niño o niña que asiste a terapia de juego encuentra apoyo, escucha y atención pero sobre todo, logra autoafirmarse. Estos cambios sin duda alguna repercuten positivamente en el ámbito familiar y escolar. Es importante en este sentido que escuela, padres y terapeuta, trabajen de manera conjunta para ver resultados satisfactorios.

Sería ideal que todos los niños y niñas tuvieran esta oportunidad de crecimiento personal, que pudieran vivir esta experiencia de ser ellos mismos.

 Page 1 of 2  1  2 »